No es algo que quieras tener en tu ordenador.

No se sabe cómo se distribuye e infecta a los ordenadores, pero si hay algo qué hablar de él es la manera en que presiona a la víctima para pagar por los archivos que cifra con el algoritmo AES conforme a su extensión, cambiándola por diversión.

Lo primero que pensarás es: ¿Ciberdelincuentes realizando una obra de caridad? No, tranquilo. Es la nueva forma que se les ha ocurrido para engañarnos.

Todos conocemos esa sensación de desesperación que puede llegar a provocarte tu ordenador cuando no funciona de manera correcta… Esto es lo que le venia sucediendo a Lucas Hinch, un estadounidense de 37 años, propietario de un Dell XPS 410 el cual, venía dandole fallos desde hacia tiempo. Por ello, harto de esta situciación se desplazo con él hasta un callejon cercano y le disparó ocho veces.