La moción busca la exlusión de programas y dispositivos que puedan ser peligrosos y prohibir los «confirmados como malintencionados».

Se trata de una propuesta de ley para suprimir las puertas traseras que permiten el acceso a los mensajes de los usuarios y obligar a los servicios de comunicaciones a implantar el sistema de cifrado de extremo a extremo.

El Parlamente Europeo ha votado a favor de que los países que integran la Unión Europea otorguen protección absoluta a este ex-agente de la NSA.