Hace unos años, ver a alguien tomándose una foto con un palo era una cosa extraña e inusual. Con el paso del tiempo, este se ha ido popularizando y la moda de los «selfies» ha aumentado exponencialmente.
Lo vemos como una cosa inofensiva y, aunque no es necesario el palo, el fenómeno «selfie» ya se ha cobrado varias víctimas a lo largo y ancho del globo.

Al igual que sucediese en la Unión Europea, los rusos quieren que el «derecho al olvido» pueda aplicarse en su territorio. Por ello, se encuentran desarrollando una ley que obligará a los motores de búsqueda a eliminar los enlaces a información y contenidos en base a las peticiones de los usuarios.