La empresa ha publicado todas las medidas que está tomando para contrarrestar las prácticas terroristas en su plataforma.

Su postura ante el terrorismo es simple: no hay lugar para el en Facebook.

Twitter ha reconocido que desde mediados de 2015 ha suspendido más de 125.000 cuentas. La razón de estas suspensiones ha sido la violación de las reglas de la red social por enaltecimiento del terrorismo y por compartir contenido para la difusión del mismo