Antes de empezar con la noticia os pedimos que uséis esta función con cabeza, el hecho de que la foto se autodestruya no nos protege de que nuestro destinatario haga una captura de pantalla de ella.

Tras unas cuantas de pruebas en la versión beta, la funcionalidad de enviar por WhatsApp fotos que se autodestruyen ya está llegando a todos los usuarios, únicamente debemos disponer de la última versión de la aplicación.

Esta funcionalidad se encuentra activa tanto para los chats individuales, como para los chats grupales. Las fotografías o vídeos enviados a través de esta función no se almacena en la galería ni queda registrada en los servidores de WhatsApp y se encuentran cifrados de extremo a extremo como los mensajes de la aplicacion.

La propia compañía denomina a esta funcionalidad como «fotos y vídeos de visualización única«, ya que desaparecen una vez que nuestro contacto los ha abierto. A diferencia de otras aplicaciones que disponen de esta funcionalidad, las fotos se pueden tener abiertas por un tiempo ilimitado y sólo desaparecen cuando las cerramos.

Cómo enviar por WhatsApp fotos que se autodestruyen

Para ello deberemos disponer de la última versión de la aplicación. Podemos obtenerla en la tienda de aplicaciones específica de nuestro smartphone, en la sección de nuestra cuenta y en la pestaña de «Actualizaciones».

Una vez dispongamos de la última versión, cuando enviemos una foto y/o video, realizada en el momento o proveniente de la galería, nos aparecerá la opción de (1) al lado de donde escribimos los comentarios al archivo multimedia.

Debemos pulsar en el icono si queremos enviar una foto y/o video que se autodestruye. Una vez enviemos el contenido multimedia y nuestro destinatario lo abra, el icono de «Foto» se sustituirá por «Abierto».


¿Encontraste este artículo interesante? Sigue a DDR en Twitter, LinkedIn y Facebook o suscríbete a nuestra newsletter.