Francia busca sancionar a aquellos servicios que alojen mensajes de odio.

franciabanderaLa ha raíz de los ataques que Francia ha sufrido desde el incidente de la revista Charlie Hebdo, el pasado 7 de enero, donde 12 personas perdieron la vida en manos de fanáticos religiosos islámicos, el presidente francés ha anunciado que buscará implementar sanciones, por medio de un proyecto de ley, a aquellos sitios web que alojen mensajes de odio, e hizo especial énfasis en Google y Facebook.

Los grandes operadores, y nosotros sabemos quiénes son, no pueden seguir cerrando sus ojos si son considerados cómplices del contenido que ellos alojan“, dijo el presidente Hollande. “Debemos actuar a nivel europeo e internacional para definir un marco legal, para que las plataformas de Internet que manejan las redes sociales sean considerados responsables y se puedan tomar acciones al respecto“.

Aquellas empresas que no apoyen la moción impulsada por Francia o que no bloqueen contenidos xenofóbicos, serán consideradas cómplices de los emisores de estos mensajes, según la ley que busca impulsar el gobierno galo.