Ayer, os hablábamos de un movimiento masivo de Bitcoins desde un monedero a otra dirección, pues bien, dicho monedero guardaba relación con el mercado de la Dark Web Silk Road.

Por ese motivo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos no perdió tiempo y, el miércoles, presentó una solicitud para incautar 1.000 millones de dólares en criptomonedas.

Concretamente, el el Departamento de Justicia le solicita a la corte del Distrito Norte de California que confisque: «69.370.22491543 Bitcoin (BTC), Bitcoin Gold (BTG), Bitcoin SV (BSV), Bitcoin Cash (BCH), obtenidos de la billetera: 1HQ3Go3ggs8pFnXuHVHRytPCq5fGG8Hbh».

Lo más llamativo es que en la solicitud no se identifica a la persona que se encuentra detrás del monedero, sino que se refiere a el como el «Individuo X» y alega que fue este quien de algún modo consiguió hackear y robar las criptomonedas pertenecientes a Silk Road.

Tras este hackeo a Silk Road, el Individuo X fue indentificado por el antiguo «propietario» de la plataforma y dueño del monedero en cuestión, Ross Ulbricht, que le amenazó sin éxito para que devolviese las criptomonedas.

El pasado 3 de octubre ha sido cuando el Individuo X ha firmado un consentimiento y un acuerdo de confiscación con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y, posteriormente, ha trasladado las criptomonedas, de ahí el movimiento masivo registrado.

Al final, todo tiene una explicación.

___________________________________

Recordaros que podéis seguirnos en nuestro Twitter, Instagram y Telegram.

Si te gusta la labor que realizamos a diario…

Autor.