En un historial médico de un paciente aparecen muchos datos privados como los nombres y apellidos, direcciones teléfonos y, claro está, resultados médicos que podrían ser utilizados por terceros para realizar chantajes y extorsiones.

La base de datos contiene 2.2 millones de registros de sospechosos de terrorismo, crimen organizado, blanqueo de capitales, soborno, corrupción y “otras actividades desagradables”.

Tal y como ha adelantado The Hacker News, la compañia de seguridad BitDefender ha sufrido un ataque en el que una parte de su base de datos ha quedado vulnerable. Puede resultarte compliado imaginar que una empresa de seguridad sea hackeada y, más aún esta ya que se trata de una de las más reconocidas del mundo, pero lo peor es cuando dicha firma de seguridad tenia la información de sus clientes, usuario y contraseña, sin cifrar.

Con la llegada de los dispositivos móviles y su conexión a la base de datos más grande del mundo, Internet, la tendencia a olvidar la información por estar acostumbrados a buscar lo que deseamos, ha ido en aumento a medida que se ha ido incluyendo más y más información personal en los dispositivos móviles.