Derecho Noticia

Según la EFF, las webs que convierten YouTube a MP3 no son ilegales.

Según la RIAA, este tipo de páginas web son ilegales ya que infringen la ley de derechos de autor. Sin embargo, la EFF asegura que la RIAA está utilizando la ley a su favor, y es que no todo el contenido que hay en YouTube es música.

Encontrar música gratis hoy en día es muy sencillo. Únicamente debemos dirigirnos a YouTube y encontraremos millones de canciones, incluidas los lanzamientos más recientes.

Mientras que algunos artistas comparten su trabajo alegremente, las principales discográficas no quieren que las pistas se filtren fuera del ecosistema de YouTube. Por este motivo, quieren que se cierren los convertidores de YouTube a MP3.

“La popularidad de estos sitios y el asombroso volumen de tráfico que atrae evidencia el enorme daño infligido a la industria discográfica de EE.UU.”, Escribía a principios de este mes la RIAA a la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR), señalando a Mp3juices.cc, Convert2mp3.net, Savefrom.net, Ytmp3.cc, Convertmp3.io, Flvto.biz y 2conv.com como los “delincuentes” con más tráfico.

Según la RIAA, este tipo de páginas web son ilegales ya que infringen la ley de derechos de autor. Por otro lado, la EFF asegura que la RIAA está intentando moldear la ley a su favor, ya es que no todo el contenido que hay en YouTube es música.

“La acusación RIAA sobre los sitios web de ‘streaming-ripping’ hace un mal uso de las leyes de copyright. Los sitios web que simplemente permiten a los usuarios extraer la pista de audio de un video en línea seleccionado por el usuario no son ‘sitios ilegales’ y no son responsables de la infracción de derechos de autor, a menos que participen en una conducta adicional que cumpla con la definición de infracción “, escribe la EFF.

Si bien algunas personas pueden usar estos sitios para descargar ilegalmente música, también existen propósitos legítimos, señala el grupo de derechos digitales. Algunos creadores permiten, específicamente, que otros descarguen y modifiquen su trabajo.

Vale la pena resaltar que la mayoría de los sitios que menciona la RIAA se anuncian a sí mismos como convertidores de YouTube. Si bien esto infringe los Términos de servicio de YouTube, la propia plataforma no los clasifica automáticamente como servicios infractores.

El USTR debe aplicar la ley de los EE.UU tal y como es, no como desean las organizaciones industriales particulares. En consecuencia, no es apropiado describir los sitios de ‘streaming-ripping’ como si involucraran o facilitaran una infracción. Esa lógica desalentaría a las empresas estadounidenses de proporcionar muchas formas de tecnología útil y legal que procese o interactúe con trabajos protegidos por derechos de autor en forma digital, en detrimento del comercio de EE.UU.” -concluye la EFF.

La respuesta completa de la EFF puedes consultarla aquí.

Fuente | TF

Deja un comentario