Un troll de Twitter crea una batalla falsa del Estado Islámico.

En 1938 Orson Wells sumia Nueva Jersey en el caos al retransmitir por radio de una manera tan real La guerra de los mundos, que la gente que vivia en dicha ciudad se lo creyó. Hoy en día, si sucediese algo similar, muy probablemente se daría a través de alguna de las redes sociales…

Pues eso es lo que ha sucedido, cuando Ahmad al-Mahmoud, un iraquí con residencia en Londres que gestiona la cuentade Twitter @IraqSurveys, en la que publica noticias de la actualidad de Siria e Irán, ha  decidido inventarse una batalla falsa entre el Estado Islámico  y sus opositores, los partidarios de las milicias chiítas en Irak.

Tal y como ha declarado en BBC Trending, un día decidió inventarse la batalla de Shichwa (ciudad la cual ni siquiera existe), en la cual intervenían el Estado Islámico y las milicias chiítas. Para hacer la noticia más real, retocó imágenes de agencias de noticias para ilustar dicha “batalla”.

La noticia corrió como la pólvora en Twitter y se convirtió en tendencia. Las fuerzas opositoras al Estado Islámico se apresuraron a reclamar la victoria “Grandes celebraciones en Karbala después de la libertad de Shichwa”, se podía leer en un tuit. Un usuario incluso llegó a elaborar un mapa de la “batalla”.

mapa_batalla_falsa_twitterAnte las numerosas publicaciones de sus opositores, los partidarios del Ejercito Islámico no tardaron en reaccionar, prometiendo venganza. Los rumores empezaron a cobrar tanta relevancia, que pasados dos días Ahmad al-Mahmoud confesó.

Su principal motivación, tal y como ha declarado era ver si las milicias chiítas se apoderaban de las noticias de la victoria. “No fue algo tan grave. Cualquier iraquí debería haber sabido lo que significa shichwa”, término que designa un método tradicional para la elaboración de productos lácteos.

Este suceso, sirve para darnos cuenta de la importancia que tiene Twitter en cuanto a noticias se refiere y, lo fácil que puede ser engañar a la gente, ya que muy pocas personas se cercioran de que la información publicada en la red social sea real.