El procesado chantajeó por Internet a cinco mujeres para que realizaran prácticas sexuales ante él con una cámara web, tras acceder a archivos personales comprometedores de las víctimas mediante un virus informático

El malware StalinLocker le da a la víctima diez minutos para poner el código correcto o ver cómo se borran completamente sus datos.

Es capaz de hacer llamadas, enviar mensajes de texto y ejecutar comandos de shell. Además, incluye su propio sandbox.

Hoy en día el malware aterroriza a usuarios y empresas pero, en los años ‘80 y ‘90, el rol de estos programas era diferente. Algunos se presentaban como simples bromas, mientras que otros cargaban con animaciones o mensajes políticos

Siempre que se tenga “la intención de utilizar o emplear ese ransomware o con el propósito de introducirlo en el ordenador, datos informáticos, sistema informático o red informática de otra persona, sin autorización de la otra persona”

Casi todas las plataformas de mensajería instantánea como Facebook, Twitter, Skype, Line, Telegram son el objetivo del malware.

Los cinco detenidos serán procesados por acceso no autorizado a los ordenadores, obstaculización grave de un sistema informático, uso indebido de dispositivos con la finalidad de cometer delitos cibernéticos y extorsión.

El autor original del ransomware Petya, ha publicado la clave maestra que permitirá descifrar cualquier fichero que haya sido infectado por todas las versiones de este malware

Se estaba esperando. Todo el mundo sabía que iba a suceder. El problema es que se desconocía el cuando.

Hoy ha sido el día, el segundo ciberataque global ha tenido lugar este martes.

Hay que reconocer que los ciberdelincuentes hacen bien su trabajo. Usan técnicas que están en continua evolución con la finalidad de infiltrarse en nuestros ordenadores y en última instancia, en nuestras carteras.

Hoy me gustaría presentarte una de las más astutas: el scareware

En situaciones como las que se están viviendo estos días en España a causa del ransomware WannaCry lo mejor es dirigirse a los organismos oficiales para estar informado y no caer presa de la desinformación y/o del pánico.

Por ello, os traemos la nota de prensa publicada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) en la que se resume lo acontecido hasta el momento y una serie de recomendaciones para evitar caer presa de este malware.

Si eres propietario de un iPhone o iPad puede que estés sufriendo un ciclo interminable de nuevas ventanas en tu navegador Safari diciéndote que se ha bloqueado y exiguiéndote un pago para desbloquearlo.

Ni se te ocurra, no pagues.

En este mapa se muestra en tiempo real la geolocalización de servidores de cibercrimen los cuales participan en actividades delictivas tales como el robo de credenciales, el robo de tarjetas de crédito o distribución de malware.

De un vistazo, podemos ver qué países están alojados los servidores del cibercrimen y el tipo de actividad en la que están involucrados, así como el número de total de servidores activos.

Tras leernos los artículos Koolova nos dará amablemente la clave para descifrar nuestros archivos.

En caso de ser muy perezosos y no leerlos, los perderemos para siempre.

Su objetivo no es robar los datos de usuarios, al menos de momento, sino descargar aplicaciones en los dispositivos hackeados.

El correo electrónico es una de las formas de comunicación más utilizadas para cometer fraudes. Los ciberdelincuentes lo saben y por eso lo usan como medio de difusión para sus campañas fraudulentas.

¡Protégete!

Hoy en día ya nada es inmune de ser hackeado y más si los ciberdelincuentes están motivados.

Los consideramos poco importantes, seguimos teniendo una concepción atrasada del móvil, de aquella época en la que únicamente servía para llamar y, hoy en día, realmente llevamos auténticos ordenadores en miniatura en nuestros bolsillos.

Los virus informáticos no discriminan y, por lo que parece, le han cogido cierto “cariño” a los hospitales y centros de salud.

Y no únicamente ellos: Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Colombia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Portugal, Suiza y el Reino Unido también se han unido al proyecto.